sábado, 2 de julio de 2011

América del Norte.Fallas Geológicas y Sísmicas


América del Norte forma parte de la placa norteamericana que en el este entra en contacto con la placa pacífica. En la plataforma continental, el sector más duro, y más antiguo, es el escudo canadiense, que está compuesto p o r gneis, granitos, pizarras, plutones, etc. Es un relieve llano con formas sobre rocas metamórficas.

Otro gran conjunto geográfico es la cuenca sedimentaria del Misisipi-Misuri-Ohío. Este es un país sedimentario cubierto por arenas, arcillas y margas, y con algunos de los suelos más productivos del mundo. Es un territorio llano con formas tabulares.
Hacia el oeste nos encontramos con la cadena montañosa de las Rocosas. 
Montañas rocosas en Estados Unidos.
Las Montañas Rocosas, comúnmente conocido como las Montañas Rocosas, son una importante cadena de montañas en el oeste de América del Norte. Las Montañas Rocosas se extienden más de 3.000 kilómetros de la parte más septentrional de la Columbia Británica, en el oeste de Canadá, a Nuevo México, en el suroeste de los Estados Unidos. Dentro de la Cordillera de América del Norte, los Rockies son algo distinto de la cordillera de la Costa del Pacífico y la Cordillera Cascade y Sierra Nevada, que todos se encuentran más hacia el oeste.


Montañas rocosas en Canadá
Las Montañas Rocosas se forman a partir de 80 millones de hace 55 millones de años durante la orogenia Laramide, en el que una serie de placas comenzó a deslizarse por debajo de la placa de América del Norte.
  La cadena costera es un país intensamente plegado, ya que es la zona de contacto entre la placa pacífica y la norteamericana. En la región son frecuentes los terremotos y los fenómenos volcánicos, debido al empuje de la placa pacífica y la norteamericana.
La costa este es más estable tectónicamente. Está muy alejada de las convulsiones del contacto entre placas y es un sector muy antiguo. Aquí encontramos los montes Apalaches.
Las placas de Cocos y de Rivera, que se encuentran al sur y sureste de México, en el océano Pacífico, se están metiendo bajo la placa Norteamericana, de la cual forma parte la placa continental del país. 

En el lenguaje de los sismólogos, las placas de Cocos y la Rivera subducen a la placa Norteamericana. La primera se mueve con una velocidad relativa de aproximadamente 5 cm/año, respecto a la placa continental, mientras que la segunda se desplaza 2.5cm/año aproximadamente.

La fallas del sur de California

Los terremotos de California son causados por el movimiento de enormes bloques de corteza terrestre. 

El Sur de California se ubica en el confín entre las placas tectónicas del Pacífico y Norte América. Estas grandes secciones de la corteza terrestre (la placa Norte Americana se extiende al oriente hacia Islandia mientras que la placa del Pacífico se extiende al occidente hacia Japón) se están moviendo lateralmente.

 La placa del Pacífico se está moviendo al noroeste, raspando horizontalmente, a lo largo del costado de Norte América a una velocidad de 50 milímetros (2 pulgadas) por año. 
Hacer click en la imagen para ver mas grande.


Cerca de dos tercios de estos 50 milímetros por año ocurren en la falla de San Andrés y algunas fallas paralelas – las fallas de San Jacinto, Elsinore e Imperial (vea el mapa). Estas cuatro fallas están entre las que se mueven más rápido y por eso son más peligrosas en el Sur de California.
 Con el tiempo, estas cuatro fallas producen cerca de la mitad de los temblores significativos en esa región.
Modelo de Fallas de la Comunidad SCEC, Este mapa muestra la estructura en tres dimensiones de fallas mayores debajo del Sur de California. Fallas verticales como la San Andrés (tira amarilla de izquierda arriba hacia derecha abajo) son mostradas con una tira delgada. Las fallas que son angulares a la superficie de la tierra son mostradas con listones de colores más anchos. 
La falla más cercana a usted puede estar unas cuantas millas debajo de su hogar. Áreas que parecen tener pocas fallas también pueden experimentar temblores fuertes de terremotos sobre fallas desconocidas o de terremotos grandes en fallas distantes.

Sin embargo, esto no es todo el panorama. 
 Gran parte del movimiento de la placa en el Sur de California no es paralelo a la falla de San Andrés como en el Centro y Norte de California.

 Entre el extremo sur del Valle de San Joaquín y las montañas de San Bernardino, en el llamado “gran recodo,” la falla de San Andrés corre en una dirección más al oeste.
Donde la falla se curva, el movimiento de las placas es complicado.

 Las placas tectónicas, del Pacífico y de Norte América, se empujan una contra la otra, comprimiendo la corteza terrestre creando así las montañas del Sur de California y produciendo fallas y temblores.
 Mientras que las aproximadamente 300 fallas son generalmente más cortas y lentas que las cuatro fallas previamente mencionadas, más de la mitad de los temblores significantes en el Sur de California ocurren en éstas.

La mayor concentración de estas fallas es a lo largo y cerca de las montañas que se han formado alrededor del gran recodo de la falla de San Andrés (las montañas de San Bernardino, San Gabriel y Santa Ynez).
 Estas montañas, como casi todas en California, están ahí porque los terremotos las están empujando hacia arriba. Muchas de estas fallas pueden ser vistas en la superficie de la tierra, aunque algunas estén sepultadas bajo los sedimentos de la cuenca de Los Ángeles y los valles interiores.

Velocidades geológicas

El movimiento entre las placas sobre la falla de San Andrés de 33 milímetros (1.3 pulgadas) por año, es más o menos la rapidez con la que crecen sus uñas. Como resultado, el ayuntamiento de la ciudad de Los Ángeles está ahora 2.7 metros (9 pies) más cerca de San Francisco que cuando fue fundada en 1924.

 Se llevaría unos 2 millones de años (hablando geológicamente) para que sus uñas se extiendan 100 kilómetros (60 millas) de San Bernardino a Palmdale. Se tomó muchos millones de años de movimiento sobre las fallas (terremotos) para formar el paisaje actual del Sur de California.